Ascensión al Posets 3.375m

El “Virrey del Pirineo”

IMG_3451

Viernes 25 de Octubre

Con cierta incertidumbre respecto a la climatología que nos iríamos a encontrar el fin de semana, arrancamos desde San Leonardo, Alfonso, Daniel, Gonzalo y Raúl, a la hora prevista (16:00).  Recogemos a Álvaro en Soria. El viaje se nos hace corto entre risa y risa. Llegamos a Barbastro, donde nos espera Oscar, muy emocionado, y encaminamos a destino.

Solo 6 pelendones nos enfrentaríamos al reto de subir a la segunda cima del Pirineo.

Tras 5 horas de coche y tras ascender, desde la localidad de Eriste, alcanzamos el Parking de la Espigantosa (1550 m). Aquí, en total oscuridad, cenamos con la única compañía del rumor de la cascada Espigantosa, oculta tras las sombras de la noche. Buena temperatura y sin previsión de lluvia, una noche perfecta para dar un paseo en la montaña.

Frontal en la cabeza y mochila a la espalda arranca nuestra primera caminata (22:00 h), hasta el Refugio “Angel Orus” (2100 m). Nos esperan 2 horas, 3 km y 550 m de ascensión, por el PR-HU 36, bien señalizado incluso para recorrerlo en la oscuridad. La humedad y la buena temperatura nos hacen entrar rápido en calor y nos obliga a desprendernos de ropa de abrigo. La subida es cómoda, salvo el tramo final, conocido como “el Rompechulos”, que se hace un poquillo duro a causa de la oscuridad y de las pesadas mochilas. A lo lejos en la altura, vemos las luces del refugio. Son las 00:00 y nos espera una habitación de 3 literas con baño y ducha que será nuestra las próximas 2 noches. Después de reponer fuerzas, toca ir a dormir.

Sábado 26 de octubre

7:30 de la mañana. Despunta el alba, parece que nos va a hacer un buen día. Desayunamos en el refugio, que tiene servicio de comedor, preparamos la mochila con todo lo necesario y nos disponemos para pasar un gran día.

Son la 8:45 de la mañana cuando arrancamos a andar, nos esperan aproximadamente 4 horas de subida en la que recorremos los apenas 4,5 km hasta la cima y 1275 m de desnivel.

Seguimos el GR-11 hasta alcanzar el Collado de Eriste, poco más adelante y tras cruzar el barranco de la Llardeneta, (2550 m) dejamos el GR y nos adentramos en la dura “Canal de Fonda” que mantiene todavía nieve del invierno pasado. Tras un duro esfuerzo por esta pedrera, alcanzamos el “Collado del Diente” (3015 m) donde nos tomamos un respiro antes de acometer el tramo final. Aquí el viento y un poco de nieve caída en los últimos días nos acompañaran hasta la cima. Subimos por la conocida Espalda del Posets hasta los 3340 m, aquí ya las vista son espectaculares, nos separan apenas 200 metros hasta la cima, que recorremos, no sin alguna dificultad, por la cresta hasta llegar a la cima. El Posets, 3375 m….. Y OS LO QUERIAIS PERDER

Por fin llego el momento de de hacer cumbre, las sensaciones fueron increíbles, nos abrazamos y felicitamos ya que para algunos era la primera vez que subíamos a esa altitud. Las vistas eran espectaculares, no dejábamos de mirar a un lado y a otro mientras nombrábamos alguno de los picos que nos rodeaban como Aneto y Espadas. No aguantamos mucho, hacía mucho viento. Eso que por aquí, en Aragón, llaman el cierzo. Tras hacer unas fotos y disfrutar un poco más de las vistas, tocaba el viaje de vuelta.

Nos espera el descenso, por el mismo recorrido, admiramos las vistas y pensamos ¿por aquí hemos subido?

Reponemos fuerza en el “Collado del Diente”, (estamos comiendo a más de 3000 metros de altura). Seguimos bajando, el paisaje es espectacular, hacemos algunas fotos y nos relajamos en la bajada disfrutando del momento, sin prisa por llegar. Tras 2,5 horas de bajada llegamos de nuevo al refugio. Un gran día, un gran esfuerzo, pero todavía más satisfacción.

Domingo 27 de octubre

7:30 de la mañana. Nos toca madrugar de nuevo, desayuno y a preparar la mochila. Nos despedimos del Valle de Eriste y acometemos el descenso hasta el coche, esta vez de día. Admiramos el recorrido que no pudimos ver el viernes, nos recreamos con los innumerables torrentes y cascadas, los colores del otoño nos acompañan todo el descenso y sin darnos cuenta llegamos a la Cascada Espigantosa, una impresionante vista para despedir un magnifico fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s